actitudes que dañan la relacion de pareja

Las 7 actitudes que más dañan la relación de pareja

Luego de vivir la etapa del enamoramiento sigue un amor más maduro y comprometido, porque es cuando conocemos mejor a la otra persona, con virtudes y defectos. Es cuando podemos decidir realmente si estamos dispuestos a amarle. Si ese es tu caso y estás constantemente buscando cómo mejorar tu relación, hacerla más solida y verdadera te dejo esta pequeña reseña con cosas que nunca debes hacer; y si por algún motivo reconoces en tí alguna de estas actitudes, puedes comenzar a eliminarla de tu comportamiento.

Espero que esta lista te sea de ayuda y veas en ella más que solo etiquetas de comportamiento, porque en verdad están orientadas mejorar desde el fondo nuestra relación.

Las 7 actitudes que más dañan nuestra relación de pareja:

  • Olvidar que tu pareja es una persona individual con sentimientos y necesidades; y no nuestra propiedad personal.Este tipo de actitud es muy común en relaciones de pareja largas, al pasar el tiempo la relación se hace tan cotidiana que tendemos a confundirnos y pensar que el otro es prácticamente nuestra propiedad. Un signo de ello son los celos excesivos, la violencia, las recriminaciones y exigencias. Para evitarlo es importante ponerse en el lugar del otro y evitar los comportamientos que dañen u ofendan al otro.
  • Utilizar el chantaje emocional como forma de comunicación para conseguir lo que deseo del otro. Esta actitud es igual de común en hombres como en mujeres y en general es aprendido de un padre o madre muy manipulador. Frases tales como: sin ti no soy nada, o si tu no me amas nadie más me amara; son un chantaje directo para mantener dominado al otro. En general las personas que utilizan el chantaje emocional tienden a sentirse víctimas de la situación, en donde siempre el culpable es el otro. Evita este comportamiento, porque aunque en ocasiones da resultado, a la larga destruye la atracción por la pareja
  • Criticar constantemente a tu pareja. Esta actitud está ligada a nuestra incapacidad de dejar el pasado atrás, estamos siempre esperando que el otro cometa un error para caerle encima con una lluvia de críticas. Lo peor de esta actitud es que jamás soluciona algo. Al contrario destruye la espontaneidad y creatividad en la pareja e impide que el que critica exponga a la luz las cosas positivas que hace su pareja. Intenta decir lo que deseas sin criticar, resaltando lo bueno que hace el otro, de esta forma podrás avanzar sin dañarle.
  • No pasar tiempo de calidad junto a tu pareja. Muchas veces nos quejamos porque no nos queda tiempo para nada, pero probablemente te pasaste una o tres horas en el mall vitrineando o en el caso de los hombres viendo televisión. Intenta aprovechar cada instante con tu pareja, aunque sea una simple caminata desde tu casa al supermercado, por ejemplo. Pasar tiempo juntos es esencial, aunque no nos digamos nada, el solo hecho de caminar tomados de la mano nos une profundamente, ya verás lo bien que te sientes después de ello.
  • No escuchar a tu pareja. Todos sabemos lo fundamental de la buena comunicación en las relaciones, pues bien, una buena comunicación se inicia dando importancia a lo que te dice tu pareja. Practica escucharle con total atención y no cambiar el tema o decir frases entre las suyas. Esta es la mejor forma de demostrar al otro cuanto lo amamos.
  • Tener una mala relación con los padres de tu pareja. En general nuestras relaciones son el reflejo de las relaciones de nuestros padres. No amarles o guardar resentimientos por actitudes pasadas nos impiden amar completamente a nuestra pareja. El no tener buena relación con los padres evidencia nuestra incapacidad de aceptarlos como personas llenos de cosas buenas y malas. Cuando criticamos a los padres es porque esperamos que sean perfectos y sabemos que eso no es posible, en nuestra mente lo idealizamos y nos negamos a aceptarlos tal cual son.  Es por ello que debemos superar estas divergencia porque si no será muy difícil que puedas aceptar y valorar tu propia relación de pareja.
  • No saber reconocer cuando nos equivocamos y por consecuencia no saber pedir perdón. El orgullo y el temor a sentirse cuestionados son uno de los principales motivos por los cuales no reconocemos nuestros errores. Pedir disculpas o perdón requiere gran fortaleza y desprendimiento, pero la mejor parte está en aprender de nuestros errores y darnos la oportunidad de aprender de ellos. Tu pareja te agradecerá profundamente una disculpa sincera.

Espero que este artículo te haya gustado y que sea una ayuda que se complemente con tu propia experiencia.

SolucionaTusConflictosdePareja.com