sal de mar sal de mesa

Sal de mar versus sal de mesa

Quisiera invitarte a conocer las dos caras de un alimento utilizado cotidianamente que puede traer grandes beneficios a tu salud o graves problemas. Me refiero a la sal de mar o sal de costa que ofrece grandes beneficios para tu salud como te presentare a continuación, versus la sal de mesa o sal yodada que es sumamente peligrosa sobretodo en el caso de personas que tienen problemas cardiacos y de presión arterial, pero no por ello menos peligroso para el resto de las personas con salud normal.

Los efectos nocivos del consumo excesivo de sal de mesa no se ven en forma inmediata pero sin son evidentes con el tiempo. La necesidad de agregar yodo a la sal nació en épocas anteriores en donde la mala alimentación y pobreza llevo a la necesidad de enriquecer la sal con yodo para evitar problemas asociados a su deficiencia como: retardo mental en niños y abortos. Hoy en día el problema se ha revertido y se nos hace imperioso llegar a una alimentación más saludable y baja en sodio.

Como solución a este problema nos encontramos con la sal marina, un producto sin algunas desventajas de la sal de mesa, como la adición de antiaglomerantes, o la eliminación de oligoelementos, y cuya producción es sencilla y económica, con un valor similar al precio de la sal de mesa. Pero, ¿por qué es tan poco consumida? Principalmente debido al desconocimiento y a que existen algunos mitos en torno a ella.

Mitos en torno a la sal de mar:

  1. La sal marina solo sirve para darse baños: esto es absolutamente falso, aunque por supuesto es muy buena para tomar un baño de tina. La sal marina es un alimento buenísimo para nuestra salud porque está lleno de oligoelementos, como por ejemplo: fluor, zinc, magnesio, entre otros.
  2. La sal de mar está sucia: falso, el problema es que nos hemos acostumbrado al color blanco artificial de la sal de mesa. La sal de mar posee un leve color rosado, teniendo variaciones dependiendo del lugar de donde se extraiga y los oligoelementos que predominan en ella. Este es su color natural y debiéramos valorarlo.
  3. Es difícil de conseguir: probablemente este mito tiene algo de cierto, si lo comparamos con el nivel de disponibilidad que tenemos de la sal de mesa. Pero existen lugares claves en donde siempre encontraras sal de costa, estos son los locales naturistas y el mercado de tu ciudad.
  4. Su precio es mayor que la sal de mesa: esto depende siempre de en donde compres la sal de mar si accedes a una exclusiva tienda naturista probablemente su valor supere con creces el valor de la sal de mesa, pero en el mercado en donde se vende la sal de costa a granel, los precios son muy económicos.
  5. Es difícil cocinar con sal de mar: falso, las proporciones que se utilizan para condimentar una comida son prácticamente idénticas, pero con un beneficio extra: el sabor de tus alimentos se verá enriquecido de forma superior a lo que puedes lograr con la sal de mesa.
  6. La sal de mar es más concentrada por lo cual sube más la presión arterial
    : falso, la sal de mar al ser natural y no procesada contiene un equilibrio perfecto entre el magnesio, potasio y sodio, estos dos primeros son quienes se encargan de contrarrestar los efectos perjudiciales del sodio. Este balance es inexistente en la sal de mesa, pues esta es esencialmente cloruro de sodio puro.

Sin embargo, siempre hay que consumir sal con moderación ya que la sal de mesa y la sal de mar tienen la misma cantidad de sodio. En este sentido, la sal de mar al tener un mejor sabor, hace innecesario utilizar grandes cantidades. Dando a conocer estos pequeños mitos que existen en torno a la sal de mar te invito a que te atrevas y la incorpores a tu dieta.

Enlace recomendado: La sal, ¿Es necesaria?

  • Pingback: Sal de mar versus sal de mesa | VerdeAlegria.co...()

  • santiago

    Me llamo la atención tu publicación, que carece de fuentes o referencias. Si el fin de tu articulo era comparar la sal de mesa con la sal de mar, me podrías decir cual es la cantidad de sodio que tiene cada una ?, sera diferentes ?.
    Considera también que a nivel mundial se están generando estrategias de disminuir los niveles de sodio y no de promover su uso.

    Deberías de tener mas responsabilidad en escribir algo así, ser mas critico y capaz de entregar un aporte serio..